Foto de Marc Van der Aa.

Escuchar música electrónica puede mejorar las ondas theta y beta.

Las ondas Beta son aquellas frecuencias que están presentes en nuestra actividad diaria, específicamente cuando carecemos de sueño y estamos en un estado de alerta. Cabe destacar que hay reacciones positivas y negativas. Entre las negativas, se destaca el hecho de que puede provocar hiperactividad, por otro lado puede generar una lucidez ideal para realizar tareas complejas y que requieran de gran velocidad (Ideal para el trabajo).

Afortunadamente, este género musical favorece la inclusión de ondas Beta positivas.

Las ondas Theta, nos ponen en contacto con recuerdos ocultos en nuestra mente, como recuerdos lejanos u olvidados. Estas ondas te permiten recordar en gran parte situaciones olvidables y son el auxiliar indispensable de las capacidades de nuestro ser.

Sumado al asunto de las ondas y en resumen, gracias a la música electrónica (y a la música en general) se nos permite generar una excelente sincronización de los hemisferios cerebrales, nos despierta y produce una alegría espontánea, socializamos de manera más fácil, alivia el estrés tanto cuando estás solo como en un ambiente conglomerado y ojo, que activa los mismos campos cerebrales que la música clásica!

14199200_1818628068382138_2776884022271621535_n